cienciaDIYemprendimientoinformaciónmundo

¿Qué motiva a la gente? Según estudios, no el dinero

Publicado: Jueves agosto 25,2011Por:

¿Cómo se motiva la gente? ¿cómo hacer que las personas consigan mejores resultados en su trabajo? Suena como una pregunta que nunca podremos resolver, el Santo Grial de la autoayuda. Pues resulta que la ciencia ya encontró la respuesta. Pista, no es el dinero.

 

Esto no es cuento, es algo que la ciencia nos lo ha estado tratando de decir por más de 40 años. Psicólogos, sociólogos, economistas descubrieron que la plata no motiva, ni incentiva, sino que tiene el efecto contrario mayoría casos.

Un estudio del 2005 en el MIT (mejor Universidad de Tecnología del mundo. Si sumáramos las empresas creadas por ex-alumnos, sería la 11° economía más grande del mundo), de economistas liderados por Dan Ariely, descubrió que entre más dinero se ofrece a la gente por alguna tarea, peor es el rendimiento o el resultado de su trabajo. El estudio le pidió a 3 grupos de personas hacer las mismas actividades, pero a cada grupo se le ofreció una recompensa en dinero diferente. Consistentemente el grupo al que se le ofreció más dinero fue el que peor hacía las actividades, y los que mejor lo hacían fueron a los que se les ofreció menos. Completamente a la inversa de la sabiduría popular.

Los investigadores que inicialmente hicieron el experimento en Estados Unidos, para descartar locura gringa, se fueron a la India y replicaron el experimento. El resultado: el rendimiento de la gente de los dos grupos con menor recompensa fue casi igual, el grupo al que le ofrecieron más, fue el peor.

El London School of Economics (que tiene 14 ganadores del premio Nobel de Economía) llegó misma conclusión en un estudio de Bernd Irlenbusch.

En Princeton, en los 60’s hicieron un experimento con el problema de la vela (creado en los años 40’s por Duncker). El problema de la vela consiste en entregar a una persona unos fósforos, una caja gigante con puntillas y una vela. Esa persona se le pone como objetivo, prender la vela sin que se riegue de cera el piso o la mesa en donde están las cosas.

Como se ve, la solución es usar la caja de las puntillitas como mesita y pegarlo a la pared (que no es obvio, ya que la caja se presenta como algo donde vienen las puntillas y ya). El experimento de Princeton se hizo en tres grupos, al primero se le dijo que solo los iban a cronometrar, al segundo, que si quedaban entre los más rápidos les daban $5 dólares, al tercero lo mismo, pero con $20 dólares (dólares de 1960, osea, bastante… unos $145 dólares de hoy). Adivinen como les fue a los de este grupo. Se demoraron 3 minutos y medio más que el resto en promedio.

Estudios similares desde esa época han llegado a la misma conclusión. Ofrecer más dinero, para obtener supuestamente mejores resultados, no funciona. Festinger y Carlsmith en el 59′, Bem en el 65′, Lepper en el 73′, Deci y Ryan en el 85, y muchos más estudios, en todo lado, aquí, allá y acullá.

Las recompensas funcionan, pero solo cuando se trata de tarea mecánicas con pasos definidos, en el experimento de la vela, cuando se ponían las puntillas aparte de la caja grande (haciendo obvio lo que se tenía que hacer), a la gente que se le ofreció más, le fue mejor. Durante el siglo pasado, en la era industrial funcionó, funcionó ofrecer dinero en cambio de productividad. Entre más zapatos me fabrique más plata le doy, listo se le hace.. 1 zapato, 2 zapatos, n zapatos.

El estudio del MIT encontró el punto en el que los incentivos monetarios dejan de ser efectivos. Su conclusión: ese punto es cuando se requiere capacidades cognitivas rudimentarias. En otras palabras, cuando toca pensar incluso solo un poquititico.

Aquí está una increíble e hipnotizante animación de RSA con la voz de Dan Pink que explicando todo mejor

De nuevo Dan Pink, pero esta vez en TED (con subtítulos en N idiomas)

Que dice la ciencia, que idealmente hay que pagar lo suficiente para que el dinero no importe, no sea un factor decisivo. Luego deben haber tres factores en el trabajo, para tener en la gente un mayor rendimiento y satisfacción personal.

Autonomía

Como el famoso 20% de tiempo libre para trabajar en lo que se quiera de google, de donde surgió gmail (según la mitológica historia) y la mitad de los nuevos productos de cada año (según dicen).

Maestría

A la gente le ser buena en algo, verse mejorar. La gente aprende instrumentos y le dedica horas de práctica, aunque no les paguen.

Propósito

¿Recuerdan encarta? La enciclopedia en cds de donde los estudiantes sacaban todo. Escrito por profesionales, por escritores, todos pagados por Microsoft. ¿Conocen Wikipedia? Uno está hecho por gente con trabajos, con conocimientos avanzados, que contribuyen gratuitamente, que lo hacer por el amor al universo, porque se sienten que están contribuyendo al mundo. Tienen un propósito. El otro ya no existe.

Si se les da la oportunidad a la gente de que su trabajo haga, aunque sea un poquito mejor este mundo, si se les promete eso, cosas increíbles suceden. El ahora retirado Steve Jobs de Apple dijo alguna vez:

“Quiero poner una campana en el universo.”

“Ser el hombre más rico del cementerio no me importa… irme a la cama en la noche diciendo hicimos algo maravilloso… eso es lo que me importa.”

“La innovación no tiene nada que ver con cuántos dólares de R&D tengas. Cuando a Apple se le ocurrió el Mac, IBM estaba gastando al menos 100 veces más. No se trata de dinero. Es la gente que tengas, como eres liderado, y que tanto lo entiendas.”

Se ha probado que las organizaciones que ponen el dinero sobre el resto de cosas, tienen malos resultados, empleados infelices, productos malos.

Incluso, algunas empresas practican el ROWE (Ambiente de trabajo de solo resultado, por sus siglas en inglés), donde lo importante son los resultados y no las horas laboradas, que la gente haga el trabajo. Cada persona organiza su horario como quiera, si hoy quiso trabajar desde la casa, listo.

De hecho, todo lo anterior se podría decir de como escogemos carrera, o de como tomamos cada decisión. Entre más importancia le demos al dinero, peor será el resultado que obtendremos.

Mark twain ya lo había dicho, cuando Tom Sawyer convence a sus amiguitos de que pintar una cerca es un privilegio, tanto que la pintan por él, y hasta le pagan. Según él, Tom Sawyer, ya sabía que el trabajo es lo que sea que estemos obligados a hacer, una vez entra el dinero, automáticamente todo se convierte en trabajo. Y el trabajo es muy diferente al juego, por un juego estaríamos dispuestos incluso a pagar, como los amigos de la cerca.

Fuentes (NPR, MIT, TED)

Fotos (wikipedia, m31, Dyanna)

Comentarios

Agregar Comentario

Así se verá

hace 1 min (May 24, 2017)